1. Inicio
  2. Artículos

Artículos

Alianza contra la Pobreza Energética, Catalunya, Estado español

Plantando cara a los abusos de los derechos humanos por parte de las grandes energéticas mediante la incidencia política y el apoyo mutuo

En el Estado español, la pobreza energética es un fenómeno muy real y punitivo, que afecta aproximadamente a 5,1 millones de personas, el 11 % de la población. En los últimos años, la Alianza contra la Pobreza Energética (APE) ha propiciado un cambio de paradigma en Catalunya, al llamar la atención pública sobre este problema. La alianza, formada por personas afectadas por la pobreza energética, movimientos sociales, entidades vecinales y ONG, ha planteado por primera vez que esta es una cuestión que va mucho más allá del poder adquisitivo de las familias. Para la APE, el acceso a los suministros básicos de energía y agua es una cuestión de derechos humanos fundamentales.

COOPELESCA, Costa Rica

La experiencia cooperativa de COOPELESCA: democracia energética en un contexto rural

Costa Rica es un ejemplo excelente de país que proporciona servicios públicos con carácter universal. Posee amplios servicios de electricidad –así como de agua, sanidad y educación– para todos los grupos sociales y regiones del país, con indicadores excepcionales en materia de igualdad, calidad, accesibilidad, valores públicos y sostenibilidad medioambiental. Desde su fundación en el año 1949, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), empresa estatal con actividad en los ámbitos de la energía y las telecomunicaciones, ha evolucionado como una de las instituciones básicas de ese estado del bienestar.

Boulder, Colorado, Estados Unidos

La larga lucha de Boulder por la energía local

Motivada por el compromiso de satisfacer sus objetivos climáticos, en un primer momento la ciudad de Boulder intentó presionar a la empresa de propiedad privada (en manos de inversores) que proporcionaba el servicio público, Xcel Energy, con el fin de que adoptara una transición radical hacia una energía baja en carbono. La reticencia y la ofuscación de Xcel condujeron a la ciudad a planificar un servicio público municipal de energía, objetivo que continúa impulsando frente a retos jurídicos y a campañas de desinformación.